El Gobierno sancionó la reforma tributaria o Ley de Financiamiento, compuesta por 123 artículos.
Dentro de lo establecido se destaca la reducción de la tarifa de renta del 33 % al 30 % de manera gradual, en los próximos cuatros años.
En cuanto a deducción de impuestos pagados, se permitirá el descuento del IVA por la inversión en bienes de capital a partir del año gravable 2019.
Así mismo, las empresas podrán descontar de renta el 50 % del impuesto de industria y comercio a partir del año gravable 2019 y en su totalidad en el 2022.
Se mantiene la deducción del 50 % del gravamen a los movimientos financieros (GMF) o 4 x 1000.

También se destacan disposiciones como la creación del sistema de tributación Simple, a través del cual se busca simplificar el cumplimiento de las obligaciones tributarias de las personas jurídicas o naturales con ingresos brutos anuales inferiores a $ 2.750 millones.

También se aprobó que las personas naturales con patrimonios superiores a $ 5.000 millones contribuyan con el 1 % del mismo durante los próximos tres años y el impuesto al consumo de bienes inmuebles, el cual tiene como hecho generador la enajenación de dichos bienes, nuevos o usados, cuando el valor supere las 26.800 UVT, excepto los predios rurales destinados a producción agropecuaria, con una tarifa del 2 %.

Por otra parte, se incrementa la tarifa del impuesto de renta para las personas con ingresos mensuales promedio mayores a $ 40 millones.

El artículo 70 de la nueva ley regirá a partir del 1° de julio del 2019, en esa misma fecha se deroga el artículo 312 de la Ley 1819 del 2016. Los demás artículos rigen desde la promulgación.
Congreso de la República, Ley 1943, Dic. 28/18.

© 2019 Calero y Gonzalez | CONCEPTOS QUE GENERAN CONFIANZA

Logo Calero

Mantente conectado con nosotros: